la deuda que no pagué,

al tiempo que fui yo mismo,

junta presente y pasado,

en días que huyen vacíos;

como todo acreedor,

nada deja en el olvido,

el tiempo  pide su parte,

sin importarle el destino.

Algunos días prestados,

ya se borraron del libro,

donde la conciencia anota,

los intereses cautivos,

sólo quedará en mi haber,

los días en positivo,

 aquellos en que el amor,

se repartió lo vivido.




                                                  Izara.
Anuncios

Autor: iñaki

Iñaki: nací y vivo en esta tierra de Navarra; en una zona de pequeñas aldeas; casi siempre ligado al campo; he sido pastor de ovejas; siempre he sentido curiosidad por el dilema de la existencia; intento conectar con la gente en la que veo un sincero deseo de buscar; por lo demás, un hombre corriente; esposo y padre de dos hijos; agradecido a la vida, por la gran suerte de amar.

5 comentarios en “”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s