Dejan las horas el agridulce sabor,
de unas voces que dormitan,
y se amargan en el tedio,
de unos días,
que van perdiendo el color,
pintado en el lienzo de la vida;

 vuelvo a mirar el tiempo que quedó,
impreso en la palabra no escrita,
la que aún conserva la voz,
capaz de hacerse caricia,
aquélla que nunca creyó,
el canto de voces vacías;

Anuncios

Autor: iñaki

Iñaki: nací y vivo en esta tierra de Navarra; en una zona de pequeñas aldeas; casi siempre ligado al campo; he sido pastor de ovejas; siempre he sentido curiosidad por el dilema de la existencia; intento conectar con la gente en la que veo un sincero deseo de buscar; por lo demás, un hombre corriente; esposo y padre de dos hijos; agradecido a la vida, por la gran suerte de amar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s